Si quieres ver lo invisible, observa con atención Manuel Alvarez Bravo